Augepng sin fondo

Responsabilidad social empresarial

 

Responsabilidad social empresarial, fuente de la sostenibilidad y el desarrollo

En las organizaciones competentes surgen criterios que formalizan políticas y sistemas de gestión en el entorno social, económico y ambiental. Éstos van ligados al concepto de la Responsabilidad Social Empresarial - RSE, que busca satisfacer las expectativas que tienen los diferentes grupos de interés frente al comportamiento y el manejo de la estructura organizacional, en la que prime un equilibrio adecuado de la equidad, la viabilidad financiera y el cuidado del hábitat.

Hoy en día la RSE marca tendencia, debido a que las empresas realizan su gestión de acuerdo a las necesidades del ser y la integran a la sociedad a través de sus necesidades. Se trata de un término regulado que tiene que ver con la conducta humana y con las normas que las organizaciones deben adoptar y cumplir para proteger al medio ambiente, la salud, los derechos laborales y así mismo generar calidad de vida.

Los modelos de negocio han logrado cambios positivos, gracias al trabajo socialmente responsable que las empresas han estado realizando, que además, contribuye en el crecimiento y progreso del país con la idea de un desarrollo sostenible. Más allá de cumplir con el reglamento, se basa en la mejora constante de las relación empresa-sociedad, siendo la ética fuente vital de esta conexión.

¿Cómo lograr la transformación social?

 Si bien, aunque este concepto llegó con el ideal de transformar las empresas que piensan en el desarrollo colectivo, surgen abismos sobre el trabajo que se realiza, si en realidad las empresas son socialmente responsables o van dirigidas hacia una práctica de la responsabilidad desde la rentabilidad económica. Nicolás Molina, docente y líder del proyecto Territorio Responsable de la UPB, señala que la responsabilidad debe ser un tema dirigido a la gerencia, su escenario legitimador es el término de la sostenibilidad que debe trabajar con fuerza en sintonía con otras como: la económica (garantizando que haya mercado), el ambiente (para que los recursos naturales sean para todos) y la cultura (que se proteja las costumbres), de esta manera las dos partes estarían beneficiadas, las empresas relacionada a aspectos económicos y la sociedad al mejoramiento de su entorno donde se visualiza la transformación. En palabras de Dave Kansas Cuando la economía invierte en las personas, éstas se disparan.

RESPONSABILIDAD

Molina enfatiza que en la labor de la gestión humana, hay organizaciones que lo están haciendo bien y otras no tan bien, porque se plasma una carencia bajo los lineamientos de la responsabilidad buscando tres impactos que son decisivos, el desarrollo personal, el desarrollo en el trabajo y el familiar. Existen organizaciones con muy buena reputación frente a grupos de interés como sociedad, gobierno y proveedores, pero internamente tienen una mala reputación entre sus empleados, lo que lleva a preguntarnos, si una organización no puede fomentar la responsabilidad dentro de la misma, ¿cómo la va a emprender de forma global?

El tema de la reputación interna-externa va más allá de la identidad o la imagen que una organización puede generar, es implementar espacios y aspectos laborales que estén en armonía con la dignidad de las personas, es crear productos de calidad, cuidar los activos corporativos, tener solides financiera, evidenciar la preservación natural. Cuestiones fundamentales para estar en el medio, eliminar barreras de mercado y transformar aspectos sociales positivamente.

Ahora los empresarios buscan aliados que asuman y desarrollen una nueva estrategia de negocio, donde esté presente la inclusión social responsable de una manera justa y transparente, si alguna organización no toma este concepto en su progreso empresarial, no estaría capacitado para ser competente y  tener una visión global, por ende para muchos no sería un socio estratégico. Es por esto que las guías como GRI (Global Reporting Initiative) apoya a las organizaciones interesadas en reportar los procesos de sostenibilidad, adecuadas a los temas que la norma ISO 26000 cubre, generando un respaldo y confianza en el entorno social y de mercado.

 

La RSE ¿voluntaria u obligatoria?

De acuerdo a los nuevos parámetros en el mundo de los negocios e incluyendo los actores en la economía global, son las mismas normas, las estrategias de mercado y el desarrollo sostenible que plasman la obligatoriedad. Esto no quiere decir que no existan organizaciones que opten por criterios voluntarios, pero los reglamentos que el estado y la sociedad han fundado en el contexto, hacen que una empresa para verse con total éxito busque un aliado que lo apoye, en este caso la Responsabilidad Social Empresarial.

Noticias de Interés

Boletines y Memorias